China emite una respuesta «inadecuada» y «engañosa» a la ONU en respuesta a la carta sobre la sustracción forzada de órganos

China emite una respuesta «inadecuada» y «engañosa» a la ONU en respuesta a la carta sobre la sustracción forzada de órganos, en base a las evidencias planteadas por nueve relatores especiales de las Naciones Unidas (ONU) y desestimadas como «fabricadas» y «difamatorias» por la República Popular China.

[23 de septiembre de 2021]: La Coalición Internacional para Poner Fin al Abuso de Trasplantes en China (ETAC), Victims of Communism Memorial Foundation (VOC) y China Aid Association (CA) dicen que la respuesta de China que corresponde a la carta de la ONU sobre las acusaciones de sustracción de órganos humanos es «inadecuada y engañosa “, dejando muchas cuestiones pendientes relacionadas con el tráfico de órganos promovido por el gobierno  en China.

En su respuesta oficial a la carta conjunta emitida por nueve relatores especiales de la ONU y grupos de trabajo de derechos humanos (1), el gobierno chino describió los testimonios de los testigos como provenientes de ‘actores‘ que estaban ‘llamando deshonestamente la atención de la opinión pública internacional sobre sí mismos’ y estar «condenados al fracaso«.

La carta de la ONU incluyó testimonios uigures que demuestran una preocupante similitud con los numerosos relatos de los interrogatorios sobre la sustracción forzada de órganos detallados por practicantes de la práctica budista de qigong Falun Gong durante los últimos 20 años. También dio la alarma de que los uigures ahora también están siendo atacados como una fuente importante de órganos por parte del Estado chino.

La carta también decía que «la sustracción forzada de órganos se dirige a una serie de minorías étnicas religiosas o lingüísticas, como practicantes de Falun Gong, uigures, tibetanos, musulmanes y cristianos detenidos en diferentes lugares».

Algunas reacciones iniciales de ETAC, VOC y CA a la respuesta de China incluyen:

Los relatores especiales de la ONU solicitaron información «sobre los fundamentos legales para la realización de exámenes médicos a prisioneros o detenidos, particularmente los basados por sus características étnicas, religiosas o lingüísticas, como practicantes de Falun Gong, uigures, tibetanos, musulmanes y cristianos».

La respuesta de la República Popular China citó órdenes del Consejo de Estado y pautas de seguridad pública para afirmar que estas pruebas médicas eran para la salud del detenido examinado y que tenían derecho a ser informados sobre la naturaleza del examen y su resultado.

Sin embargo, en los casos citados por los Relatores Especiales, los testigos aclaran que el propósito del examen no era por su propia salud. Los exámenes fueron coercitivos, se centraron específicamente en la función de los órganos, se mantuvieron en secreto, no tenían explicación y se llevaron a cabo en el contexto del encarcelamiento basado en la identidad religiosa y / o étnica.

Por ejemplo, la Sra. Gulbakhar Jalilova informa que la obligaron a usar una capucha negra y la llevaron a un lugar desconocido para el examen. Ella informa haber sido sometida a análisis de sangre, ecografías y radiografías de tórax regulares. Ella informa que cuando preguntó sobre el propósito de los exámenes, le dijeron que se callara y no hiciera preguntas. El Sr. Omir Bekali hizo acusaciones similares: análisis de sangre, ecografías de los órganos abdominales y torácicos, todo mientras estaba esposado con una capucha negra sobre la cabeza. No dice haber sido informado del propósito del examen.

Estos exámenes médicos son compatibles con el tipo de exámenes necesarios para evaluar la función de los órganos, pero no con los exámenes estándar para la salud general del recluso, que en cualquier caso no se realizarían de forma regular como se hacía. La respuesta de la  RPCh no proporciona datos nuevos que sugieran que el propósito de estos exámenes no fuera una evaluación de la función del órgano, requerida antes de la extracción del órgano.

Los relatores especiales de la ONU solicitaron información sobre las medidas “adoptadas para garantizar la necesidad de que las actividades de donación y trasplante sean transparentes y abiertas a poder ser revisadas, al tiempo que se protege el anonimato personal y la privacidad de donantes y receptores”.

La respuesta de la RPCh no contiene nada sobre estas medidas. Investigaciones recientes indican que las actividades de trasplante voluntario en China, de hecho, no son nada transparentes. Cuando se analizan, en cambio, parece que el estado chino ha falsificado sus estadísticas oficiales de trasplantes (Robertson et al.2019).

Los Relatores Especiales solicitan información sobre “cómo se recopilan los datos para prevenir el abuso en los sistemas de trasplante, como los registros de donantes, las listas de espera de receptores, el número de trasplantes, el consentimiento del donante y el seguimiento del cumplimiento”.

La respuesta de la RPC nuevamente cita políticas generales, pero no contiene información específica que explique cómo se cumplen estos protocolos y no brinda acceso a los Relatores Especiales para verificar sus afirmaciones. Como se señaló, una investigación reciente muestra que los datos de los registros oficiales parecen haber sido falsificados para fomentar las narrativas estatales de reforma.

La respuesta completa de China está aquí disponible para leer.
https://spcommreports.ohchr.org/TMResultsBase/DownLoadFile?gId=36489

La carta hecha por la ONU a China es la declaración de más alto perfil hecha por un organismo internacional que desafía a las autoridades chinas sobre evidencia de sustracción de órganos desde que el Tribunal de China declaró a China como un ‘estado criminal’ culpable de crímenes de lesa humanidad contra practicantes de Falun Gong y uigures en marzo de 2020.

Presidido por uno de los abogados de derechos humanos más distinguidos del mundo, Sir Geoffrey Nice QC, el fallo del Tribunal expuso un elaborado programa patrocinado por el estado para encarcelar y asesinar a sus propios ciudadanos inocentes y facilitar un comercio ilícito de extracción forzada de órganos que había sido encubierto por el mismo gobierno chino durante más de 20 años.

Al comentar sobre la respuesta del Gobierno Chino, el Embajador Bremberg, presidente de la Fundación Conmemorativa de las Víctimas del Comunismo y ex Representante Permanente de los Estados Unidos ante la Oficina de las Naciones Unidas declaró:

“Las descaradas mentiras del Partido Comunista Chino en respuesta a las preguntas planteadas por los relatores especiales de la ONU sobre la sustracción forzada de órganos promovida por el estado es vergonzosa pero no sorprende. La investigación realizada por expertos en VOC  ha demostrado cómo el PCCh ha falsificado las estadísticas oficiales sobre el trasplante de órganos. Cuando la respuesta inicial de China de que todas las donaciones se obtuvieron de donantes civiles voluntarios resultó insostenible, revisaron su narrativa afirmando que los órganos se obtuvieron de los condenados a muerte.  Felicito a los relatores especiales de la ONU por enviar estas preguntas a China e insto a los estados miembros a que pongan fin a su complacencia basada en la respuesta completamente inadecuada del PCCh. Depende de los Estados miembros, incluido Estados Unidos, decidir si se ignora el trabajo de los relatores especiales o si finalmente se actúa para exigir responsabilidad por la horrible práctica de China de sustraer los órganos de los presos de conciencia «.

 El Dr. Bob Fu, presidente y fundador de la Asociación de Ayuda de China, declaró:

“China ha seguido mostrando un descarado desprecio por las pruebas que revelan un sistema organizado de sustracción forzada de órganos. Los documentos falsificados y las acusaciones contra testigos creíbles son tácticas desesperadas utilizadas por un gobierno que intenta encubrir la verdad. Ya no puede ser obviado por el mundo. La evidencia apunta claramente a una campaña inhumana dirigida a los órganos de grupos minoritarios étnicos y religiosos. Es nuestra obligación luchar contra el abuso de los trasplantes mediante la cooperación multilateral en todos los niveles. Otro día sin acción es otro día de la continuación de este sistema horrible «.

Susie Hughes, directora ejecutiva de la Coalición Internacional para Poner Fin al Abuso de Trasplantes en China (ETAC), la organización benéfica de derechos humanos que inició el Tribunal de China, agregó:

“Una vez más, los funcionarios chinos no han proporcionado estadísticas oficiales sobre trasplantes, tiempos de espera para la asignación de órganos o fuentes de órganos, como solicitaron los expertos de la ONU en 2006, 2007 y ahora en 2021. ¿Cuánto tiempo tolerará la comunidad internacional esta falta de transparencia y absoluto desprecio por el valor de la vida humana? Es hora de un boicot global del sector de trasplantes de China hasta que se liberen grupos minoritarios inocentes y el Estado chino demuestre unas prácticas éticas en trasplante «.

La profesora Wendy Rogers, presidenta del Comité Asesor Internacional de ETAC comentó: “Las respuestas chinas a las muy razonables preguntas planteadas por la carta conjunta de la ONU dan a entender lo que no es. En respuesta a relatos detallados y creíbles de detenciones indebidas y pruebas médicas, China da negaciones generales que no están respaldadas por las pruebas disponibles. En respuesta a preguntas sobre la transparencia en la obtención de órganos, China cita sistemas que han demostrado falsificar datos sobre trasplantes de órganos. En respuesta a las preguntas sobre la persecución de las minorías, China hace afirmaciones claramente falsas sobre la igualdad de trato de todos los ciudadanos, lo que contradice directamente las acciones observadas por el Estado en Xinjiang. China no puede fundamentar sus afirmaciones de un sistema ético de trasplante de órganos. En cambio, recurre a fanfarronadas, insultos y mentiras. Es hora de que la comunidad internacional se unan contra los horrores del sistema chino de sustracción forzada de órganos «.

(1) Vea la correspondencia conjunta de la ONU y el comunicado de prensa de la ONU aquí:

https://spcommreports.ohchr.org/TMResultsBase/DownLoadPublicCommunicationFile?gId=26382
https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=27167&LangID=E

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.