Declaración de una visitante a la exposición en Barcelona.

Esta es la declaración de una visitante de Bodies en la ciudad de Barcelona, que tubo lugar en Las Arenas en el año 2015.

“Después de un gran debate interior me he decidido a visitar la exposición de “Human Bodies”, una exposición realizada con cadáveres plastinados (embalsamados), pues parece ser que en nombre de la ciencia todo vale. Esta exposición se realiza en Las Arenas, en Barcelona. Si bien no puedo obviar el rigor científico y una brillante puesta en escena, no pude olvidar que China, país del que proceden los cuerpos, es un país que no respeta los Derechos Humanos y los viola constantemente, en este caso utilizando cuerpos de condenados a muerte y presos de conciencia. Lo más probable es que los familiares de los cuerpos expuestos en “Human Bodies” ni sepan donde se encuentran sus seres queridos, ni que están plastinados dando la vuelta al mundo siendo expuestos de forma indecorosa con el único fin de lucrarse a través de ello.
No seamos hipócritas, no hay excusas y mucho menos utilizar el nombre del arte o la ciencia, hoy en día con los avances tecnológicos no es necesario el uso de cadáveres para aprender sobre el cuerpo humano pues la realidad virtual y la digitalización nos permiten estudiar cualquier cosa desde cualquier ángulo. Existen programas informáticos y juegos mucho más ilustrativos. Está claro que solo se trata de un negocio para enriquecer a unos pocos y que se aprovecha la falta de normativa legal de un país como China que permite la disponibilidad de cadáveres no reclamados en 72 horas (no se puede reclamar aquello que se desconoce).
¿Hasta dónde puede llegarla inhumanidad de la raza humana?, ¿Hemos perdido el respeto a nuestros familiares difuntos?, lo humanos expuestos son personas que tuvieron una vida, rieron y lloraron, tuvieron familia y amaron, fueron queridos por otros y que hoy por hoy desconocen su paradero.
En medio de la visita a la exposición me encontré frente a uno de los cuerpos expuestos y le estaba pidiendo perdón por lo que le habían hecho, pedí perdón por la inhumanidad de la sociedad actual.
Solo puedo dejar al aire esta pregunta ¿hasta dónde somos capaces de llegar?, Recordemos la polémica que se organizó con el Bosquimano disecado expuesto en el museo Darder de Girona y el horror que produjo su exhibición.